Las 3 claves para dar el primer paso hacia una vida más plena

Las 3 claves para dar el primer paso hacia una vida más plena

Tal y como escribió Antonio Machado, “caminante no hay camino, se hace camino al andar.” Una frase inspiradora que hoy me ayuda a dar el primer paso para crear este nuevo Blog sobre coaching, autoconocimiento, empoderamiento femenino y desarrollo personal, en el que compartiré contenidos que te ayuden a encontrar tu propio camino y crear una vida más plena y coherente con tu esencia.

Y es que, a pesar de mis enormes ganas e ilusión para comunicarme contigo, este primer paso es el que más me ha costado dar. 

Solo la idea de sentarme a escribir activó en mi resistencias, excusas y miedos, relacionados con exponerme y compartir mi voz. Mi mente subió el volumen, tapando la voz de mi corazón. Así que fui posponiendo el momento de sentarme a escribir y me mantuve ocupada en otros temas evitando pasar a la acción. 

¿Suele pasarte esto cuando estás a punto de dar el primer paso hacia lo que te pide el corazón?

Por suerte, gracias al trabajo de autoconocimiento que llevo años realizando, enseguida me di cuenta de lo que estaba pasando: tenía el foco puesto en lo que pensarían los demás, lo cual es algo que yo no puedo controlar. Y que como dice Stephen R. Covey en su gran libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, cuando nos enfocamos en lo que está fuera de nuestro “círculo de influencia”, cedemos nuestro poder personal y gastamos nuestra valiosa energía alimentando pensamientos y emociones que nos desconectan de lo que realmente queremos lograr.

Así que desde esta nueva consciencia, apliqué las 3 claves que me ayudan a dar el primer paso cuando quiero avanzar. Te invito a usarlas como herramientas para crear una vida más plena:

  • Escucha a tu corazón

El corazón es el guardián de nuestros valores, anhelos, propósito y sabiduría interna. Nos habla a diario a través del cuerpo activando emociones, intuiciones, sensaciones y reacciones. Si lo escuchamos, se expande y sentimos armonía interna. Si lo ignoramos, se encoje y aparece el “runrún” y malestar interno. 

¿Cómo escuchar a tu corazón?

Comienza por el primer paso: dedícate unos minutos al día para parar, cerrar los ojos, respirar profundamente y poner tu atención en tu corazón. Nota su latido, imagina su aspecto, pregúntale qué siente y qué quiere en ese momento presente. Dile lo que estás pensando hacer como siguiente paso en tu vida y nota si su energía se expande o se encoje. Hazlo sin juicio, sin expectativas y con paciencia. El primer paso es simplemente tomar consciencia.

  • Pon el foco en tu “círculo de influencia”: lo que sí depende de ti

Haz una lista con todo lo que te preocupa en estos momentos, decisiones pendientes, conversaciones difíciles, sueños pospuestos. Anota todo lo que llena ahora mismo tu cabeza.

Coge un papel y dibuja un círculo grande llamado “círculo de preocupación”. Y dentro de ese círculo, dibuja otro más pequeño llamado “círculo de influencia”.

Con tu lista en la mano, añade dentro de tu “círculo de preocupación” todo aquello de tu lista que depende de lo que piensen, sientan, elijan, digan o hagan otras personas o entidades (realmente no depende de ti). Y añade dentro de tu “círculo de influencia” todo aquello de tu lista que depende de lo que pienses, sientas, elijas, digas o hagas TÚ.

¿Qué queda dentro de tu “círculo de influencia”? Es en esas cosas que realmente dependen de ti, donde te recomiendo que pongas tu foco, tiempo, atención y energía vital.

  • Ve paso a paso

Al plantearnos iniciar un nuevo camino, explorar un nuevo sendero, lanzarnos a hacer realidad un sueño o crear una vida más plena, muchas veces visualizamos el resultado final que anhelamos y nos exigimos ser capaces de crearlo hoy mismo con éxito y tener claro cómo hacerlo. Por lo que la presión que ponemos en el primer paso es enorme y en vez de ayudarnos a avanzar, nos paraliza.

Queremos evitar la incertidumbre, el riesgo, y los factores desconocidos e incontrolables que acompañan a una transformación de verdad. Llevamos la mente a buscar la seguridad de lo que hemos hecho en el pasado o a anticipar posibles escenarios futuros que somos capaces de imaginar. Y nos desconectamos de la realidad.

La realidad sucede aquí y ahora, en el momento presente. Y en este momento estamos donde estamos y somos quienes nos hemos acostumbrado a ser por repetición durante años. 

Por lo que para crear algo nuevo, avanzar supone:

  • Dar el primer paso desde donde estás realmente (no donde te gustaría estar o donde otros esperan que estés…)
  • Experimentar qué ocurre en la realidad, no en tu mente
  • Vivir la experiencia y aprender de ella
  • Conectar con cómo te sientes tras haber dado el paso
  • Validar si sigues queriendo avanzar en la misma dirección o hacer algún ajuste en base a esta experiencia real tuya

Y, desde esa nueva consciencia, das el siguiente paso. Y así un paso informa el siguiente y lleva a la práctica la letra de Machado:

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”

Por mi parte, logré avanzar en mi camino y sentarme a escribir para acercarme a ti a través de este blog. Mi primer paso ha sido escribir este post sobre las 3 claves para dar el primer paso hacia una vida más plena, y ya siento en mi corazón que después de este vendrán más. 

Mientras me inspiro para seguir escribiendo, te invito a visitar mi nueva web para saber más sobre mi y el tipo de acompañamiento que puedo ofrecerte si lo necesitas. Y si ya te sientes lista para dar tu primer paso hacia una vida más plena y coherente con tu esencia, reserva hoy mismo tu Sesión de Descubrimiento Gratuita conmigo.

RESERVAR SESIÓN

¿Lista para dar tu primer paso?

¡Gracias por leerme y llegar hasta aquí!

 

Pin It on Pinterest